Sistemas de Producción Inteligentes2018-08-20T13:51:15+00:00

SISTEMAS DE PRODUCCIÓN INTELIGENTES

La Industria 4.0 es el conjunto de soluciones y tecnologías que están impulsando la Cuarta Revolución Industrial, una transformación digital de las empresas y organizaciones en el que la integración entre el mundo físico y el digital es cada vez mayor. Uno de los principales factores que está impulsando esta transformación digital es el imparable aumento de una demanda personalizada por parte de los mercados. Otro de los factores claves es la necesaria transición a una Economía Circular, en la que se minimizan las entradas y los desperdicios de recursos, las emisiones y el uso de energías no renovables. Todo ello está obligando a las empresas a repensar sus sistemas productivos y logísticos. 

La segunda revolución industrial se produce en el ámbito físico y analógico, en la que se producen grandes avances en la Gestión de Operaciones y en las Tecnologías de Fabricación. Se caracterizó por importantes mejoras en el campo del diseño, con nuevos materiales, nuevos productos y nuevos sistemas de producción en los que el uso de la electricidad y de las fuentes energía no renovables jugaron un papel fundamental.

La tercera revolución se produce en el ámbito digital, que ha dado lugar al prefijo “cíber”. En ella, los avances en la informática y en la automatización de los procesos permitieron importantes mejoras en el desempeño de los sistemas productivos y logísticos mediante el uso de las Tecnologías de Información y las Comunicaciones.

Se puede ver la Industria 4.0 como la hibridación de la segunda y la tercera revolución, y se fundamenta en dos pilares, por un lado, los llamados Sistemas Ciberfísicos, y por otro lado la Internet de las Cosas. La relación entre las dimensiones “ciber” y física se explica con el círculo virtuoso definido por la simulación y la materialización

La modelización permite trasladar objetos físicos al mundo digital y mediante técnicas de simulación crear “Gemelos Digitales”, con los que se puede experimentar a alta velocidad para identificar las soluciones que generan más valor, así como disponer de entornos de formación, entrenamiento y de apoyo a las operaciones mediante Realidad Aumentada y Realidad Virtual. Tanto el mundo físico como el mundo simulado son fuentes de generación de grandes volúmenes de datos (Big Data) que pueden ser utilizados como soporte para la Inteligencia Artificial.

La materialización permite transformar objetos del mundo digital en objetos del mundo físico. Tecnologías como la Impresión 3D combinadas con la electrónica embebida permiten la emergencia de una nueva generación de Sistemas Ciberfísicos conectados 

Todas estas soluciones de la Industria 4.0 están permitiendo crear Sistemas de Producción Inteligentes, integrados en Fábricas Inteligentes de estructura modular en las que sistemas ciberfísicos controlan procesos físicos y crean una copia virtual del mundo físico que permite una gestión descentralizada de los flujos de valor. A través del Internet de las Cosas, los sistemas ciberfísicos se comunican y cooperan con los humanos y entre sí, en tiempo real, tanto internamente como con el resto de las organizaciones que forman parte de la Cadena de Valor

Esta transformación digital de las industrias requiere profesionales “híbridos” que puedan integrarse en los equipos que diseñan, implantan y gestionan los sistemas de producción y logísticos inteligentes, con competencias tanto en las mejores prácticas en Gestión de Operaciones y en Gestión de la Cadena de Valor como en las Tecnologías de la Industria 4.0. La transversalidad ha pasado de ser una de las claves del éxito para la Excelencia Operacional y Organizacional a ser un requisito indispensable para poder liderar la digitalización y la transición a la Economía Circular en los nuevos ecosistemas de fabricación. La demanda de perfiles profesionales híbridos está creciendo de forma imparable y la no disponibilidad de dichos perfiles puede ser una de las principales barreras para la transformación digital en sectores como las industrias de Alimentación y Bebidas.